Hacienda: el nuevo monstruo debajo de la cama

Hacienda-2015

Si en mayo las conversaciones sobre Hacienda superan a las de borracheras, bienvenido a la madurez tributaria.

Hace unos días me dio por lanzar el borrador de la renta 2015, que no se diga que no me van las emociones fuertes. Meter DNI, pedir clave, meter clave, borrador. Todo iba sobre ruedas, solo falta que Hacienda me dijera que me debía dinero y yo FELIZ. De repente y sin previo aviso, Hacienda me dice que no ha podido vincular ciertos datos y que los meta yo a mano. A MANO. En las casillas numeradas donde la intuición no funciona y la documentación explicativa menos.

Me puse a leer en Google, gran acierto para acabar de rozar la locura. Foros, la página de la Agencia Tributaria, páginas especializadas, guruses que hablan el mismo idioma que mi declaración… Desistí. Dando mil vueltas logré que entre unos y otros me fueran diciendo dónde meter esos datos que no se habían vinculado. Obviamente, esto es un acto de fe total, una muestra de amistad plena y sincera, porque a mí solo me ha hecho falta que un amigo me diga “yo lo hice así el año pasado y todavía no me han dicho nada” para seguir su consejo hasta la muerte. Si eso no es fiarte de un amigo yo no sé qué es.

¿Por qué nos da un pánico paralizador cambiar cualquier cosa del borrador de la renta? meter cualquier deducción extra requiere una pensada más a fondo que cuando elegiste la carrera. ¿por qué nos sentimos como si Hacienda fuera a perseguirnos para arruinarnos la existencia? Yo no estoy preparada para fugarme a México a ocultarme de por vida.
Yo creo que el miedo viene porque somos mindundis y los mindundis somos los que pagamos.

Unos días más tarde con toda la información y la fe en mi poder, cambié el borrador, metí mis deducciones, metí los datos no vinculados, revisé los avisos y de repente… El miedo paralizador. Incapaz de darle finalmente a confirmar y enviar. Toda tu vida pasa por delante y te asaltan las dudas más típicas. Aun así me armé de valor, y de valor, y de valor… porque Hacienda no te pide que confirmes una vez en un botón y ya. NO. Hay que pasar el trago varias veces, que se note que estás conforme y que si la has cagado ha sido por tu culpa, que ellos te han dado opciones de echarte para atrás.

Al final confirmé. Me han devuelto, de hecho ya me lo he gastado, y todavía no estoy imputada. Me revienta la situación en la que se pone mi cuerpo, la tensión que vivo desde que hago la declaración, porque yo no lo sabía pero ¡me pueden pedir la declaración del año pasado o más! SUFRO. Todos los años las mismas dudas y el mismo lenguaje que nadie entiende, por favor, hagan que la declaración pueda ser entendida por simples mortales, os lo agradeceremos eternamente.

No hay comentarios

Envía una respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

En esta web usamos Cookies, de las de comer no, de las otras. Si sigues navegando o cierras este banner, se considera que estás aceptando la política de Cookies.
Aceptar
x