La copa menstrual: Mi experiencia y opinión

Sé que tengo pendientes otros post relacionados con las tazas, cosas bonitas, vivencias mías que me llevarían a la autodestrución pública… Pero prefiero escribir sobre un producto que llevo probando 3 meses y sobre el que ya tengo una opinión formada: La copa menstrual.

Cuando he hablado de este tema tan femenino con chicos delante, he tenido varias reacciones: están los que se escandalizan y llegan al punto previo a vomitar, y por otro lado, los curiosos, que quieren saber. Si eres del primer grupo, ¡ABANDONA ESTE BLOG! (Léase con voz de exorcista). Para el resto, os contaré mi experiencia, ahorrándome los detalles más íntimos por respeto vaginal, por supuesto.

A diferencia de las compresas y los tampones, la copa menstrual no es un elemento que absorba la menstruación. Esta copa es más bien un “depósito” en el que se almacena y hay que vaciar. Rico, rico.
La mía es la lily cup de la marca Intimina, hay dos tamaños, el tamaño A para mujeres que no han tenido hijos y el B para las que sí. Ahora han sacado una monísima que es compacta, un amor. La mía me la regaló @topohumpry porque le tocó a través del blog la voz de Gina y ella ya tenía una. Es rosita palo, muy femenina y tiene un tacto suave como los muñecos de los bebés.

copa-mesntrual-opinion

Si queréis ver diferentes tipos de copas menstruales ahí tenéis un link donde aparecen varias y podéis ver especificaciones, tipos, y precios.

La primera vez que me la puse no estaba con la regla, lo hice en modo experimento para ver si me apañaba yo con estas modernidades, y la verdad es que tampoco me pareció difícil. Sí que me tocó retorcer, saltar, mover, meter dedos a lo Indiana Jones para ver si encontraba por qué no hacía el vacío, etc. Pero por lo demás todo bien. Es importante que quede bien sujeta para que no haya pérdidas (nadie quiere problemas como los de Concha Velasco).
La manera de saber que la copa está bien colocada es intentar tirar del pitorrito que queda por fuera, si la puedes sacar más o menos con normalidad, todavía no está bien. Para que la copa menstrual esté colocada perfectamente tiene que hacer una especie de vacío como los de los botes de conserva, por lo tanto, notarás que está bien colocada porque sientes una sensación como de expansión y además te costará extraerla tirando de ahí.

En las instrucciones te dicen las dos maneras más cómodas de introducir la copa menstrual para que quede bien fija, así que todo es practicar y practicar. Os dejo una de las maneras que es la que yo utilizo. Si pensabais que iba a hacer un vídeo tutorial de cómo me la pongo estabais equivocados.

instrucciones-copa-menstrual-lily-cup

Entonces, con las pruebas que había realizado previamente, toda la información bien aprendida y muchas ganas de hacerme la moderna femenina con mi círculo de confianza, esperé a que me llegara la regla y usé mi copa menstrual.

Sé que soy mujer y que eso es una bendición divina del santísimo, que tengo que luchar por lo que es mío y quererme como nadie me querrá. Sé que todo lo que tengo o sale de mí es precioso, soy una princesa y una heroína del día a día, ME QUIERO, ME RESPETO, ME ADORO Y ME COMPRO UN LORO…. PERO NO ME GUSTA VER MI MENSTRUACIÓN. Tendré bebés dignos de tablero de Pinterest cuando llegue el momento y daré gracias por esa menstruación tan perfecta, pero de momento, el contacto directo con mi feminidad más interna me produce un poco de rechazo.

Tengo amigas que ya tenían la copa menstrual y me lo advirtieron. El momento vaciado del contenido es un poco desagradable, “tienes que acostumbrarte”, “piensa que es un líquido sin más que sale de ti”, “tienes que verlo como algo natural”, JA!
La verdad es que los primeros días de regla, que es cuando más se mancha, para mí era un suplicio vaciar la copa. Yo, sentada en el baño recreando la matanza de Texas dentro del váter mientras mi cara reflejaba algo entre horror y resignación. La purita salud, por no hablar de olores, coágulos y otros menesteres. Soy muy aprensiva para los olores y a mí esto, junto con el olor a nevera, me afecta al corazoncito.
MI CONSEJO: Intentar vaciar la copa mucho antes de lo indicado para encontrar menos líquido. La verdad es que no tengo problemas de sangrado menstrual abundante, pero cuanto antes la vacíe, en mi caso, mejor.

copa-menstrual-lily-cup-opinion

Por esas aberturas saldrá parte de tu feminidad. Y con el reborde rosita te asegurarás de que todo queda dentro de la copa. Felicidad.

Hay que decir que luego la cosa mejora, a medida que pasan los días el sangrado es menor por lo que la experiencia de vaciar al copa menstrual se relaja, no es positiva, pero sí más llevadera.

Siempre me he quitado la copa en casa, imaginad el párrafo anterior en el baño de un bar. EXCESIVO. No sólo por vaciar, también porque después hay que lavar bien la copa y proceder a colocarla de nuevo, con todo lo que eso conlleva. A veces se coloca a la primera y otras tienes que hacer posturas e introspecciones imposibles para que eso haga el vacío. Llevo años usando tampones y había leído que por mi experiencia iba a ser más fácil ponerla, pero nada, depende de cómo la haya doblado para introducirla o de mi postura, no sé, pero unas veces se fija muy fácil y otras me toca enredar.
OTRO CONSEJO: Si vais a intentar colocarla una vez esté dentro con un dedo, cuidado con las uñas largas, porque te puedes pillar un poco de piel contra la copa… No digo más.

También voy a contar el día en el que la copa menstrual me hizo un vacío nivel escafandra de astronauta. Me la introduje normalmente y como no se abría para hacer el vacío, hice un poco de inmersión dedil al planeta vaginal para poder colocarla mejor. No sé cuándo debí presionar el botón de ajuste extremo, porque noté una presión totalmente diferente, mucho más fuerte. Lo dejé así y me fui. Después de andar aproximadamente 23 km haciendo la compra por el Carrefour, se me pasó la presión (o me acostumbré a la sensación).
El problema vino al retirar la copa, parecía que se había fundido con mi interior. Tardé en sacarla un montón, hasta que conseguí moviendo y apretando meter un poco de aire y que eso saliera. Como si de un bote de conservas se tratara. Feminidad total, vamos, que me sentía yo tan femenina en ese momento que no cabía en mí de gozo.

En resumen tengo que decir que seguiré usándola. Principalmente porque el ahorro en tampones es enorme y me parece muy cómoda de llevar. Además, lo paso mal los primeros días, luego es un poco “me cago en el cacharro este” cada 8/12 horas y ya está. Dejo una especie de resumen final con PROS y CONTRAS del uso de la copa menstrual basándome en mi experiencia. Vosotras parís, vosotras decidís.

PROS

  • Ahorro importante
  • No te faltan tampones en casa y tienes que buscar un 24h desesperadamente
  • Tienes que retirarla menos veces que los tampones
  • Ayudas al medio ambiente ya que es reutilizable
  • Los tampones tienen lejías y componentes químicos que no benefician a nuestro cuerpo
  • No sobresale la cuerdita del tampax por el bikini
  • Todos los pros posibles ante las compresas, digo esto porque éstas me parecen una guarrada y no las uso
  • Es muy cómoda de llevar

CONTRAS

  • Encuentro directo con tu feminidad más íntima
  • Posibles fugas si no la colocas bien
  • No puede retirarse cómodamente en baños públicos
  • Hay que lavar después de cada uso

14 Comentarios

  • Responder
    Mare
    28 agosto, 2014 at 10:39

    La tengo, en mi caso otro modelo y no es tan suave como la piel de un bebe y no puedo con ella 🙁 La he probado dos meses y uff, tengo la sensación de que la noto dentro y me pongo muy nerviosa, aparte que tardo la vida y media para ponérmela.

    A mi me la recomendaron las primas de mi chico que llevaban años y fenomenal, y mi hermana, y al final a mi hermana le ha dado alergia y ha tenido que dejarla de usar. Se que los tampones muy buenos no son, pero es que llevo desde los 13 usando (yo fui muy tiquisimiquis con las compresas y dije q no las soportaba) y me resulta raro la copa. Tengo que concienciarme mas y usarla…a ver si me acostumbro.

    Besos preciosa

    • Responder
      Aniinthesky
      28 agosto, 2014 at 10:43

      Es que cada una es diferente, yo probaría a cambiar de marca de copa menstrual. A mí de los problemas que describes no me ha dado ninguno, simplemente el encuentro con mi feminidad más íntima, que me da un poco de reparo. Bueno, y que a veces tenga que hacer el circo del sol para ponérmela, jajaja.
      Prueba con otra y me cuentas!

      PD: Muerte a las compresas

      • Responder
        Mare
        28 agosto, 2014 at 20:27

        Voy a intentar buscar esta por internet, porque ya te digo que la mía de suave tiene lo que un erizo…y dura dura a mas no poder!

  • Responder
    Eva
    28 agosto, 2014 at 15:33

    Yo tengo la de intimina también y es super suave. Me costó pillarle el truco un par de reglas pero estoy encantada. De hecho, me la cambio fuera simplemente limpiándola con una botellita de agua y un kleenex y cuando llego a casa la limpio mejor. No me mancho tanto como cuentas.
    Por cierto, yo tenía intolerancia a tampax y compresas y me la recomendó la matrona por ser de silicona médica.

    • Responder
      Aniinthesky
      28 agosto, 2014 at 16:49

      Pues a raíz de este post me han llegado comentarios de todo tipo: chicas que, como tú, están encantadísimas, otras que se sienten totalmente identificadas con mi post, otras que han dejado de usarla, etc. Así que he llegado a la conclusión de que cada una es un mundo 😀
      Yo no he visto otras, pero como dices, la intimina es genial de tacto. A lo de cambiarla fuera de casa… No lo veo, tengo el caso cerca de una amiga que se la llevó a hacer el camino de santiago y dice que fue un suplicio jajaja. Prefiero cuadrar horarios y hacer mis cuentas antes.

      Gracias por el comentario, Eva!!

  • Responder
    oria
    19 septiembre, 2014 at 13:25

    Llevo usándola más de 8 años y estoy encantada pero reconozco que la recomiendo con la boca pequeña porque yo no soy nada tiquismiquis con mi feminidad. Llevo ya dos copas menstruales y mi mayor preocupación es no “tostarla” cuando la esterilizo en el cazo y no olvidarme de ella… porque fuera del “día grande” me olvido que la llevo puesta. Si alguien me pregunta recomendaré tu marca que por su descripción parece “más amigable”

    Otro detalle, tuve un lío que decía que mi feminidad no olía más en esos días cuando jugábamos. Se ve que son los blanqueantes de los tampax lo que hace que pueda oler.

    • Responder
      Aniinthesky
      19 septiembre, 2014 at 13:44

      Hola Oria!

      Ocho años?? Madre mía, no sabía que existía desde hace tantísimo, para mí es un invento totalmente nuevo.
      Si te digo la verdad no conozco otras marcas, pero vamos, que esta parece que sí que es de las sencillitas, aunque yo me tire lo mío de vez en cuando jaja.

      Este mes volveré a mi aventura menstrual, ya contaré cómo va mi evolución y si me acostumbro poco a poco 🙂

      Gracias por tu comentario!

      • Responder
        oria
        8 octubre, 2014 at 18:29

        Cuando me la enseñaron en una tuppersex nos contaron que tenía más de 20 años pero “que la industria de higiene femenina había hecho lo posible para no promocionarla” Ni idea de si es cierto pero tampoco es descartable.

        Un placer!

        • Responder
          Aniinthesky
          16 octubre, 2014 at 19:04

          Pues teniendo en cuenta que si se sabe cómo funciona les puede hacer mucho daño a las empresas de tampones, no me extrañaría que hubieran hecho de todo para que la gente no se enterara… En fin, menos mal que por ahora ya se está dando a conocer, que por lo menos la gente tenga derecho a elegir.
          Gracias por tu comentario!

  • Responder
    t.
    3 junio, 2016 at 9:11

    Buenas.

    Mi experiencia con intimina ha sido un desastre. Llevo mucho años usando copas. La primera que tuve fue Lady Cup y la segunda Femme Cup (esta aún la tengo).

    Hace dos meses aprox decidí probar Intimina porque me gustaba la forma y pensé que sería muy cómoda. La verdad es que ha sido un desastre y no me sirve para nada.
    Primero, cuesta mucho instarla si la comparo con las otras. Lo segundo, es que hace una especie de efectode succión y he probado mil maneras de hacer que se habrá y no hay manera por lo que el sangrado baja por la paredes y es como si no llevara nada.

    En definitiva, comprarla fue muy mala decisión y he vuelto a la Femme Cup (por suerte aún la conservaba).

    No se la recominedo a nadie.

    Tahila

    • Responder
      Aniinthesky
      3 junio, 2016 at 12:26

      Muchas gracias por tu comentario Tahila!
      La verdad es que no tengo otras copas menstruales para comparar y dar mi opinión pero con esta sí que he notado alguna cosa de las que dices. Sí es cierto que nunca se me ha escapado, pero como comento en el post, hay veces que me cuesta ponerla.

      Cuando la renueve probaré otra a ver si veo diferencias.

      Un abrazo!

  • Responder
    Veronica
    30 marzo, 2017 at 21:09

    m gusto mucho tu blog y tu experiencia soy de Ecuador y recien estoy averiguando como conseguirlas porque aqui nunca las han promocionado, y peor nos han enseñado a usarlas, espero q mi experiencia sea bien llevadera como algunas de ustees hermans mujeres y gracias por los comentarios

    • Responder
      Aniinthesky
      20 abril, 2017 at 12:51

      Muchas gracias Verónica! Prueba a buscar la copa online, Amazon? y no te preocupes por la manera de usarla, seguro que te llega con un folleto explicativo, si no en internet hay mucha documentación al respecto.
      Un abrazo!

  • Responder
    Sandra
    24 mayo, 2017 at 10:49

    Yo tengo tres copas de distintas marcas, empecé con Intimina y he de decir que es la que me costó más cara (30€ o así en farmacia) y la que menos me gusta. Lo del vacío excesivo también me pasó alguna vez jajaj y lo que dicen más arriba que el sangrado iba por los lados, también y menudo marrón.

    Sin duda me quedo con la copa menstrual de Carrefour, no llega a 10€ y es mucho más manejable, más fácil de poner y quitar, con Intimina a veces no conseguía hacer el vacío en un buen rato. Llevo unos 4 años o así usando copa y es genial, ojalá lo hubiera descubierto antes. Tema olores y pérdidas, nada, mucho mejor q cualquier otra cosa y te olvidas de la irritación, tngo la piel sensible y los tampones a veces me irritaban demasiado.

    Si no hay más remedio que cambiarla fuera de casa, la idea es llevar dos, envolver bien en papel la que te quitas y lavarla al salir del wc xD.

    Saludos, me reí mucho con la explicación

  • Envía una respuesta

    Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

    En esta web usamos Cookies, de las de comer no, de las otras. Si sigues navegando o cierras este banner, se considera que estás aceptando la política de Cookies.
    Aceptar
    x