21 días intentando entrar en un vestido

La desesperación de una chica que tiene 2 bodas, un vestido, poco presupuesto, muchas caderas y un plan.

intentar adelgazar estoy a dieta

Me he propuesto ser durante estos 21 días la Samanta Villar de mi casa, viviendo la vida de una chica que necesita entrar en un vestido monísimo que se compró hace unos años… Estamos en ese momento de la desesperación en el que te pones el vestido y subes media cremallera, la otra media se resiste, intentas, fuerzas hasta que te da miedo que explote y te rindes…

He dejado los hidratos de carbono olvidados en el fondo del cajón y he sacado las camisetas que tenía guardadas.

Más nadar, andar, bailar. Menos comer mierda, beber alcohol, IGUAL A….  ¡más vestir de guapa! esa es mi ecuación y de momento funciona. Eso sí, es duro. Tomo mucha infusión, fruta y verdura, los hidratos en el desayuno y bebo agua casi hasta la sobrehidratación.

No sé si me dará tiempo a adelgazar tanto para entrar en el vestido, que la salud y las formas de adelgazar pueden pasar factura, pero lo que tengo claro es que tanto con el vestidazo azul, como con el verde (Plan B) voy a estar guapísima. Que además voy a la peluquería el 31… (Sí, subiré foto-mechas)

Señores, 2 kilitos menos de Ani de momento. Quedan 12 días, GOGOGOGO!

2 Comentarios

  • Responder
    Katty Parvulescu
    23 julio, 2012 at 16:44

    Go go go Aniiii

  • Envía una respuesta

    Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

    En esta web usamos Cookies, de las de comer no, de las otras. Si sigues navegando o cierras este banner, se considera que estás aceptando la política de Cookies.
    Aceptar
    x