5 grandes engaños de la operación bikini

Estoy inmersa en una operación bikini de manual, sé que ya voy un poco tarde como todos los años, pero soy de las de dejar todo para el último momento y no voy a cambiar a estas alturas. Tengo que reconocer que este año me lo estoy tomando con más filosofía y la cosa va mejor, pero sigo crispándome con ciertas cosas que surgen estos días a mi alrededor. Voy a coger las 5 que primero me vienen a la cabeza porque son las que más me tocan la moral:

Los bikinis con extra de push up

El otro día fui a por mi bikini nuevo de todos los años y entré en H&M. Quería un bikini negro porque el que tenía pasó a mejor vida, así que escogí una braguita mona y comencé mi búsqueda para la parte de arriba. Estuve removiendo mini perchas hacinadas en un colgador hasta que di con mi talla y ¡sorpresa! La parte de arriba del bikini venía con extra de colchoneta hinchable. Un tomo de foam para forrar un tresillo y dos butacones.

bikini-foam-problemas

Unas chicas muy monas devolviendo la tonelada de agua que la espuma de su bikini se ha chupado para evitar la multa de la guardia costera.

El relleno de los bikinis es uno de los engaños a los que nos sometemos en la operación bikini, sobre todo si te comparas con las modelos de pechos enormes a las que el exceso de espuma en los pechos les sienta genial.

¿De verdad es necesario? Entiendo ese tomo en una talla de sujetador pequeña, pero en una talla grande lo único que hace es que el pecho no entre, es imposible que convivan en un mismo sujetador 4 tetas; las tuyas y las que H&M te regala. Un poquito de realce está bien; un aro curioso, una copa con forma bonita, no sé, algo sutil,  pero tanto relleno no lo veo. Que la gente va a la piscina en bikini y se moja, ojo, SE MOJA, y eso acaba siendo un sobao pasiego que chupa agua hasta que hacen pie los de lo hondo.

Al final, obviamente, le dieron por saco al bikini con Bob Esponja incorporado, había otros en negro pero no eran lo que buscaba. Seguiré intentándolo. 

Las patatas light

Confieso que soy de esas que se compran patatas light para callar la conciencia. Me parece que están ricas y si además puedo quitar un mísero gramo de grasa de mi vida, bienvenido sea. Si piensas como yo, tengo que decirte una cosa que tú y yo sabemos aunque no lo queremos decir en alto (y mucho menos verlo escrito): Si te has comido la mitad de la bolsa, esas patatas han dejado de ser light hace un rato.

comer-patatas-fritas-dieta

Hablemos claro, comer un par de patatas es IM-PO-SI-BLE, ojalá alguien hiciera su tesis doctoral para atacar aquello que lleva al ser humano a dejarse arrastrar por esa vorágine de sabor. De momento, las patatas light otro engaño que sufro en estos días.

La operación bikini de tus amigas

Todas tenemos ese grupo de amigas que te acompañan en la operación bikini: Sí tía, nos ponemos a dieta todas, así nos apoyamos. JA! Seamos sinceras, si tu operación bikini es de -10 kilos y la de tu amiga de -3 kilos, estás jodida. Ella puede permitirse privilegios que tú no, pero como ambas estáis en operación bikini, pues no pasa nada si os pasáis un día de terrazas, otro día pedimos al kebab (que es carne y ensalada, esto tampoco es tan malo) y al siguiente nos saltamos el gym y nos dedicamos a la vida contemplativa y al rico helado de kinder bueno.

amigas-dieta-operacion-bikini

Huid de las operaciones bikini conjuntas, son una trampa en la que todo el mundo sale herido. Como tengáis una fuerza de voluntad mínima, acabareis liándola en conjunto y al final os metéis en agosto con la talla intacta.

Los paseos que adelgazan

Salir a andar como si de octogenarias se tratara está muy bien, pero no te engañes, eso no te va a poner como Beyoncé en 1 mes. Está claro que es mejor dar un paseo en vez de apotronarse en el sofá, pero si ese paseo es a 1 por hora mientras os tomáis un helado o vais viendo escaparates de tiendas, lo siento pero no computa como ejercicio.

salir-a-andar-amigas-operacion-bikini

Si vais a salir a andar que sea por algún sitio sin distracciones y andando rápido. Y si podéis variar el ritmo, mejor, que el cuerpo es listo de narices y se acostumbra a todo tipo de trotes cochineros.

Las revistas del verano

No hay mayor engaño durante una operación bikini que comprar una revista dedicado a ello. Dietas milagro, batidos detox, técnicas para adelgazar en tu día a día, abdominales perfectos en 2 semanas, sopas milagrosas, quemagrasas de las famosas, … ¡Hombre ya por favor! ¡No engañen señores! Todos los años las mismas bobadas. Si ya las hiciste el año pasado y no funcionaron, ¿por qué hacerlas de nuevo? Mi mensaje para todas esas revistas que nos prometen cuerpazos de modelos en 2 semanas a base de comer solo fruta y beber mucha agua:

fuck-you-adele-gif-operacion-bikini

 

 

 

No hay comentarios

Envía una respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En esta web usamos Cookies, de las de comer no, de las otras. Si sigues navegando o cierras este banner, se considera que estás aceptando la política de Cookies.
Aceptar
x