Carrie. Mi Carrie.

O lo que en la versión española vino a ser:

“Después de todo, los ordenadores se rompen, la gente muere y las relaciones se terminan. Lo mejor que podemos hacer es reiniciar y respirar. Tantos caminos, tantos desvíos, tantas opciones, tantos errores… Bienvenida a la era de la pérdida de la inocencia. Nadie desayuna con diamantes y nadie vive romances inolvidables”.

De cualquier menera, dos frases que en ocasiones viene de lujo tener cerca.

Aunque tonta de mí, quiero pensar que se equivoca con lo de los romances inolvidables… Tengo la esperanza de vivir mi vida en un tira y afloja amoroso y pasional, hasta ser tan mayor que ninguno tenga más ganas de tirar ni aflojar y la vejez pueda con la pasión, dejando sólo el fluir amoroso.

Yo las dejo aquí por si alguien más las necesita.

2 Comentarios

  • Responder
    Ricardo
    2 septiembre, 2010 at 1:32

    esta entrada tuya me cayo como anillo al dedo.

    • Responder
      aniinthesky
      2 septiembre, 2010 at 2:58

      Sabía que no sólo me ayudaría a mi 🙂
      Somos demasiados los que alguna vez necesitamos escuchar cosas así 🙂

    Envía una respuesta

    Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    En esta web usamos Cookies, de las de comer no, de las otras. Si sigues navegando o cierras este banner, se considera que estás aceptando la política de Cookies.
    Aceptar
    x