Copa menstrual en Mercadona. La uso pero no me gusta

Vengo a contar una vez más mi experiencia con una copa menstrual, esta vez os cuento mi opinión sobre la copa menstrual de Mercadona. Aunque con el título me he marcado un spolier precioso, yo ahora desarrollo la idea.

copa-menstrual-mercadona-opiniones

Mi última copa se rompió por el rabillo, me voy a ahorrar el explicaros cómo saqué de mi interior ese bicho, creo que os hacéis una idea. Era la IrisCup, ya conté mi experiencia anteriormente. La verdad es que estaba muy contenta con ella, pero al morir desmembrada no volví a comprar ninguna pensando en coger la misma de nuevo pero lo dejé pasar. Un buen día me vino la regla y tuve que improvisar un poco.

Coincidió que fui al Mercadona para hacer la compra y vi la versión de la copa de Deliplus, sin pensarlo mucho la metí en el carro y aquí estoy. Contando que hace su función pero que ni punto de comparación con otras.

Cómo es esta copa menstrual

  • Vamos a empezar conociendo el producto. Al igual que otras marcas que comercializan copas menstruales, Mercadona ha puesto a la venta dos tamaños: la M para menores de 25 que no hayan sido madres en un estupendo color rosa, y la L, para mayores de 25 o chicas que hayan sido mamás en un tono morado a tope de sorority.
  • Solo vale 9 euros, así que está entre las copas más baratas del mercado, en parte de ahí viene su éxito.
  • Según indica en la caja, está hecha de TPE de grado médico, es hipoalergénica y no contiene ftalatos, latex, ni BPA. Vamos que aunque la compres en el supermercado es chichifriendly.
  • Viene con una bolsita para guardar después de esterilizar.
  • La encuentras en la sección de droguería junto a tampones y compresas.
  • Dentro viene con unas líneas de medición por si quieres llevar un recuento de tus mililitros regliles.

copa-menstrual-mercadona-opinion

Mi experiencia con la copa menstrual del Mercadona

Cada vez que la uso o me la cambio pienso: ¿por qué es tan dura?. Juro que me lo pregunté delante de la estantería del supermercado, pero aún así la compré. He tenido problemas con las copas que son más rígidas, no me gustan mucho porque son menos manejables y para mí hay más riesgo de fuga, pero aún así la compré.

No es silicona achuchable como mi antigua IrisCup, es más dura y más rasposa. Esto hace que la colocación no sea tan fácil, menos mal que una ya lleva sus meses de ensayo y error. Los acabados están menos pulidos y se nota, sin ser esto un teléfono móvil de última generación, si el diseño es más basto, hay que decirlo.

Recomiendas su compra

Si eres novata en copas menstruales yo creo que no. A diferencia de lo que he leído en redes sociales en perfiles que dicen “si todavía no te atreves con la copa, compra esta que son 9 euros y pruebas“. Yo creo que al ser tan dura puede hacer que creas que son todas así y decidas volver a los tampones. Lo digo porque es algo similar a lo que me pasó a mí con la Intimina. Creo que si te vas a iniciar en este precioso mundo es mejor que apuestes por una alternativa económica pero blandita y achuchable. 

Si ya usas copas menstruales y quieres probar, adelante. Es una opción barata para tener en casa de repuesto, en la bolsa del gym o para dejar en casapadres por si vas de visita y te baja la regla. 

 

 

No hay comentarios

Envía una respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En esta web usamos Cookies, de las de comer no, de las otras. Si sigues navegando o cierras este banner, se considera que estás aceptando la política de Cookies.
Aceptar
x