Por una educación pública y gratuita para todos

educación pública para todos

Lo primero que diré en este post para evitar confusiones futuras, es que estoy a favor de algunas reformas en la ley de educación, pero no a favor por completo, y por ello, me sumo a la protesta nacional. Aunque no trabaje en el sector, tengo un hermano en edad escolar, un país a la cola de todos los rankings europeos, y familiares y amigos que trabajan o están esperando para hacerlo como profesores.
Informo de que es mi opinión, que paso completamente del duelo PPSOE y chorradas de ideologías, me repugnan y creo que son los culpables, ambos dos, de la lacra que acarreamos en educación y otros aspectos. No pienso convencer a nadie con estas palabras, ni entrar en enfrentamientos políticos; sólo quiero expresar una opinión en mi blog, que para eso pago mi cachito de internet.

Que España necesita una reforma en educación no es algo que sorprenda a nadie, pero no sólo de educación, necesitamos una reforma en cada uno de nosotros para desquitarnos de la picaresca española, la envidia y el qué dirán; algo que en este país lleva moviendo a la sociedad desde tiempo atrás. Valores muy negativos que no nos dejan progresar y que nos separan de lo que verdaderamente importa. Deberíamos mejorar la educación en la familia para ir al colegio a aprender y reforzar en casa, sería algo bonito ver cómo todos los padres se vuelcan en la educación de su hijo, pero no pasa siempre, os lo aseguro. No vamos a llegar a niveles de los países nórdicos, ojalá, pero para empezar no estaría mal hacerlo por ahí.

No me parece mal que se cree una educación más dura y exigente para el alumnado, directores de los centros más preparados y que haya más pruebas para validar el rendimiento o detectar problemas precoces, he leído que estas pruebas se harán a través de empresas privadas, a ver qué sale de ahí, miedito.

Me parece muy prescindible el FP a los 15 años, una edad tan confusa y hormonal que cualquier adolescente puede cambiar de ser un patán a un semidios en un semestre, y también veo muy prescindible que quiten la selectividad para hacer lo mismo llamándolo diferente.

Pero lo que no veo bien de ninguna manera es una ley que, barriendo para casa y de la mano de la conferencia episcopal, mete la asignatura de religión para la nota media en un estado aconfesional por constitución. Vale que sea voluntaria, pero no es lógico que cuente como una materia más; todo el mundo sabe qué se aprende en religión y el tipo de asignatura de relleno que es. Tampoco veo lógico dejar al consejo escolar al margen ni que se recorte en ayudas a colegios hasta el punto de no reponer en algunos bajas de profesores, sobre todo teniendo en cuenta que hay otros muchos organismos, ministerios, etc, de donde sacar tajada, y bastante más gorda.

educación pública sí, recortes no

¿Una ley que habla de la posibilidad de segmentar las aulas por sexos? ¿Por qué? ¿No aprenden igual niños y niñas? ¿Cómo va a beneficiar esto a la educación global? Me lo expliquen. Me parece algo retrógrado y contraproducente al máximo la posibilidad de que los colegios puedan hacer esto. No entiendo a qué padre le va a interesar que sus hijos vayan a un colegio en el que sólo se rodeen de niños de su mismo sexo, perdiendo así capacidades sociales y el enriquecimiento gracias a la diversidad.

¿No habría sido mejor centrarse en reformar el tema de los repetidores? Porque esta ley eso no lo toca respecto a la anterior, y aquí sí que hay una mejora y una garantía de la calidad con la que los alumnos pasan de curso.

¿Cómo se puede implantar una ley de educación con todo un país en contra? No lo entiendo, uno de los pilares de un país es la educación y una reforma no debería tomarse a la ligera, por lo que, implantar una ley “por mis cojones”, no debería estar permitido ni con mayoría absoluta. Más que nada porque vendrán los listos del PSOE -somos tan borregos en este país que los votaremos a ellos después de esta legislatura del PP- y la cambiarán de nuevo, y así, jugando a ver quién la tiene más larga, la educación en este país pasará a estar más y más empobrecida.

Vale que las huelgas muchos las utilicen para no trabajar y los alumnos para tener un día de vacaciones, pero es la manera de protestar contra algo que no crees justo y que te llega de cerca. Y ahora, el señor Wert podrá decir que los maestros y profesores se manifiestan porque tienen el puesto asegurado, que trabajan poco, tienen muchas vacaciones y que encima tienen la santa jeta de quejarse. Pues yo aquí tengo también algo que decir, ya que mi novio es profesor extraescolar en algunos colegios y un futuro opositor si alguien le deja.

Se levanta conmigo por la mañana y prepara clases, se curra ejercicios, se prepara gramática y apuntes y busca juegos y vídeos del tema. Por las tarde va a sus clases y se come alguna reunión puntual, y al volver a casa, corrige todo lo que le han entregado los alumnos, y así todos los días. Hablo de lo que veo, que no dudo que haya otros profesores que ya tengan sus clases programadas desde 1980 y no las cambien, otro cáncer de este país. A lo que voy es que hay gente dispuesta a currárselo muchísimo y a levantar la educación de este país.

Es más, mi novio, filólogo inglés que hace un par de años prefería tratar con secundaria y bachillerato, ahora está aprendiendo el valor de enseñar algo bien desde el principio ya que se encuentra con niños de la ESO con niveles bajísimos, y otros en primaria que tienen muchísimas ganas de aprender, el inglés les parece muy divertido y se debería aprovechar esto. Hablo de la asignatura de inglés porque es la que conozco por cercanía.

Así que, mientras enseña en colegios, saca su carrera de magisterio de inglés. Por lo que me dice, ve cada vez más claro que dónde está su futuro, y es preparando en primaria niños, sentando unas bases desde abajo, algo que ahora mismo falla en muchos colegios.

Desgraciadamente la carrera de magisterio está muy mal conceptuada, un grado que se encarga de la educación primaria de los niños españoles, el cual debería sentar unas bases, como he dicho, tiene una nota de corte de 5 y ha quedado como la carrera en la que se mete cualquiera que no sepa qué hacer con su vida o que no quiere estudiar demasiado, una pena pero algo cierto.

Suerte que todavía hay gente que la elige porque tiene ganas de enseñar, estudiar y que después continúa preparándose para ello, porque ve la importancia que tiene su puesto a nivel educativo. Lo que debería ser una carrera fuerte y muy especializada, no lo es tanto.

He oído en mi círculo de amigos que pertenecen al sector de educación que mola no trabajar en verano, obvio, pero también que si un mes de esas vacaciones las dedicaran a ir al colegio a preparar exámenes de septiembre para los niños o de apoyo para quien lo necesite de cara al curso que viene, estarían encantados. Y a mí me parece una manera perfecta para ayudar y hacer valer su trabajo, porque para ellos, es un orgullo ver cómo sus alumnos aprenden, y para mí es un orgullo ver cómo me lo cuentan.

 Educación pública y gratuita para todos.

No hay comentarios

Envía una respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

En esta web usamos Cookies, de las de comer no, de las otras. Si sigues navegando o cierras este banner, se considera que estás aceptando la política de Cookies.
Aceptar
x