El no poder de la mente

Ven aquí, tócame, que me aburro.

Ven corre… hazme caso…

Gírate, mírame.

Como salgas del bar sin saber que existo te vas a arrepentir toda tu vida.

Vaya ¿Y ahora? ¿Quién será objeto de mi estudio telepático?

No hay comentarios

Envía una respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En esta web usamos Cookies, de las de comer no, de las otras. Si sigues navegando o cierras este banner, se considera que estás aceptando la política de Cookies.
Aceptar
x