Google Vs Mi madre. ¿Quién es mejor optimizando?

google es mi madre

Mi madre es la típica madre, una mujer de bandera que controla al milímetro todo lo que se cuece en esos metros cuadrados llamados hogar. Mi casa, es un universo de cosas que sólo ella sabría encontrar con los ojos cerrados. Por otro lado está mi padre, su compañero para dominar la casa y los hijos. Y luego, mi hermano y yo, que somos algo así como proyectos a desarrollar, optimizar y vender al mundo.

Ahora que trabajo en el mundo del marketing online, me pregunto ¿Puede ser una madre un pequeño buscador? ¿Puede llegar una madre a ser quien se encarga de encontrar todo en un internet llamado hogar?

Puedo imaginar a Google en sus principios como mi madre de recién casada. Intentando controlar todo en un entorno nuevo, ilusión y un futuro prometedor. Poco a poco se fue haciendo con el control de la casa hasta ese punto de saber dónde está cada cosa sin ni siquiera haberla colocado ella, organizando. Mi madre como Google, también organiza por importancia y uso.

Si hacemos una similitud entre una página web y la cubertería de casa, se me ocurre así sin pensar mucho, podemos ver claramente el efecto Google en una madre. Ella también prioriza y da importancia. La cubertería básica, la de todos los días, está a mano, en el primer cajón, eso equivaldría a los primeros resultados en Google, ya que se usa habitualmente. La buena, esa que no toca nadie porque es tan bonita que no se debe tocar, se guarda en fondo del cajón del salón. Pasa lo mismo si hacemos la similitud con los libros de cocina, el que contiene todas las recetes importantes, que ella actualiza a menudo y tiene buena información, va al primer cajón, el otro libro, el  de recetas de hace mil años, descansa en una cajita en algún armario.

Una madre no puede controlar todo, difícil de creer pero cierto, necesita el apoyo de un compañero, en este caso, los padres. Él es diferente, ve la casa desde otro punto de vista, mi padres es más el Google Imágenes de mi casa.

Vamos a poner en imágenes un ejemplo práctico y habitual de mi hogar, se llama: ¿Dónde están mis zapatos rosaaaaas?

Mi madre o lo que es lo mismo, el buscador Google de mi casa, siempre aportando info extra a todo:

ejemplo-anuncio-google-zapatos-rosas

 Mi padre – Buscador Google Imágenes, mucho más práctico y rápido:

 zapatos-rosas-resultado-googleEn medio de este similitud entre buscadores y familia, también hay un hueco para mi hermano y para mí, nosotros somos los proyectos. Algunos mejores que otros. Con el tiempo, tanto los hijos como los proyectos de Google, deben salir al mundo e intentar buscar un lugar propio, muchas veces no se consigue, como ocurre con Google+, otras, como con Google Maps, un hijo da un pelotazo y se hace toda una persona independiente, con raíces familiares siempre, pero tiene un nombre por sí solo.

Mi hermano y yo nos vamos optimizando y cambiando con las necesidades de la vida, lo más seguro es que, en un futuro, podamos dar lugar a otros proyectos dentro del internet de mi hogar, serán los nietos, los proyectos nuevos que han surgido de otros antiguos, todo muy familiar, todo muy Google.

Se me ha ido la olla, lo sé, pero soy así y hay que quererme.

No hay comentarios

Envía una respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

En esta web usamos Cookies, de las de comer no, de las otras. Si sigues navegando o cierras este banner, se considera que estás aceptando la política de Cookies.
Aceptar
x