Hoy es un día que no tenía que haber llegado

Debes saber antes de empezar a leer, que no voy a explicar el porqué no debería haber llegado, tampoco voy a dar pistas, sólo quiero hablar y desahogarme sin dar un golpe de voz.

No debería haber llegado y punto. Sabía que estaba a la vuelta de la esquina, no lo niego, pero las cosas no deberían ser así, deberían ser 300 o 400 veces diferentes. Eso era mío, te has adueñado en poco tiempo de lo único en lo que me sentía una máquina y veo que esto no para. Saber que seguirás lejos y que yo iré pasito a pasito como una gilipollas hace crecer mi rabia, llegarás antes a la meta, A MI META. Es una profunda gilipollez sentirme así, ¿crees que no lo veo? no tiene sentido si lo piensas con lógica: “Pues vaya, que todos los problemas sean esos“, que diría una madre, pero era mío y ahora se me han quitado las ganas. No quiero los juegos sucios de antaño ni dejarme la cabeza pensando para que el mundo 2.0. me borre todo de un plumazo.

También sé que he tirado la tarde a la basura, una tarde que por teléfono te prometí que iba a molar, pero no me sale. Ahora me caes mal. Tengo un sentimiento similar a cuando tengo la regla y no estoy ni siquiera ovulando. Sólo estoy furiosa y cansada de que este día haya llegado justo la tarde que iba a molar.

keep-calm-y-punto21

No hay comentarios

Envía una respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En esta web usamos Cookies, de las de comer no, de las otras. Si sigues navegando o cierras este banner, se considera que estás aceptando la política de Cookies.
Aceptar
x