La incompetencia hecha persona

Prometía ser un viaje genial. 5 días con mis padres, mi hermano, mi prima y mis tios. Todos en Londres disfrutando y recorriendo. Venían a visitarme después de demasiado tiempo sin vernos.

Pedí mis días off a mi manager y ella me los concedió. Viernes, sábado, el domingo currar solo 4 horas, lunes y martes. Yo, alegre y contenta me puse a comprar tickets para todos y a organizar esos 5 días lo mejor posible para que no se perdieran nada.

mafalda gritando basta4 días antes de que todos vinieran me llamó y me dijo que no podía darme ni lunes ni martes libre, adivinad que… ¡había sacado entradas para 9 personas para ver el musical de Queen!

Peleé, grité, me cabreé y todo lo que puede acabar en é para que recapacitara pero con un bonito, “I don’t care, you must come here to work! You can’t go to the musical, YOU CAN’T!
me lo dejó todo claro. Le dí las gracias, “OK, OK, Thanks a lot, no no, Thank you so muuuuuuchhhhhhh” con esa cara de te mataré algún día e intenté cambiar por todos los medios las entradas, resulta que las entradas para staff son más baratas peeero, ni se pueden cambiar ni devolver. OLE TÚ, OLE TÚ.

María, una amiga que trabaja en recepción empezó las negociaciones y consiguió después de súplicas y mentiras sobre los vuelos que me las cambiaran pagando 9 libras más por persona… Ahora todavía no tengo ni entradas ni nada y tengo movilizado a toda la recepción del hotel (pobres). GENIAL.

¿Por qué estoy metida en esta situación? Digamos que mi Sra. Manager es una listilla que se cree que tiene todo controlado, me dio a mi días cuando otra chica estaba ya de vacaciones, por lo que no hay personal suficiente. Así que, me quitó mis días pese a decirle que mi familia no habla inglés, que tenía reservas, que hacía mucho que no los veía, etc etc.

Qué sentimiento de rabia, de impotencia y ganas de agarrarla de los pelos. Me gritaba mientras me decía las cosas… Por supuesto yo a ella también. Qué mal me sentía, ahora lo voy asimilando y aunque tengo un estrés en mi cuerpo que no me entra, voy llevando la situación.

Todos me dicen que vaya a RRHH o que me queje al manager del hotel, pero según me dijo una supervisora te puede quitar las vacaciones y hala… Así que, prefiero callarme, ir a España en septiembre, pasármelo increíble y no volverla a hacer ni un mínimo favor… Por descontado queda que tampoco la miraré con una mínima sonrisa…

No me queda otra que grabarme este gran letrero en la cabeza… La reina está conmigo.

keep calm and carry on

4 Comentarios

  • Responder
    Maesentado
    19 agosto, 2010 at 15:36

    Qué gentuza, tía, pero no dejes que te desanime la estupidez ajena, que sabemos que vales dos montones en vez de uno así que a tirar pa’ alante y, como dice la reina: “Keep calm and patada en los cojones” :S Ahora eso, trabajar lo justo con esta pava y que si te dice algo que lo haga por escrito, que así no hay vuelta atrás 😉

    A pasarlo bien seoa!! Además, tienes a tu hermano pequeño para pegarle y desestresarte ;D

    • Responder
      aniinthesky
      20 agosto, 2010 at 1:31

      Jujuju… aun me quedan unos días con Rodrigo para monearle a mi antojo, tienes razón señor Maesescribidor!!! Además ya he modificado todo y aunque no queda tan cool porque no voy a poder disfrutar de todo como merezco, al menos molan mis planes… Bueno, yo siempre molo, you know. =D

  • Responder
    Jose Rodríguez
    19 agosto, 2010 at 16:01

    Que hijos de la gran Bretaña

    • Responder
      aniinthesky
      20 agosto, 2010 at 1:26

      Eso es así… En fin, todo se va solucionando asi que… como cada vez que pienso en este tema tengo la foto visible en mi cabeza y Queen me canta ese cachito de Bohemian Rhapsody que dice… “carry on.. carry on” todo está controlado xD

      By the way, te aseguro que el 10 y el 11 de septiembre estaré cerrando el Puerto. Yo no digo ná!

    Envía una respuesta

    Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    En esta web usamos Cookies, de las de comer no, de las otras. Si sigues navegando o cierras este banner, se considera que estás aceptando la política de Cookies.
    Aceptar
    x