Las brujas de Zugarramurdi

brujas-zugarramurdi-logo

ZugarramuRdi, ZugarramuRRRRdi…
ZugarramuNdi, NOO! ZugarramuRdi!

No es un secreto que en casa somos muy fans de Alex de la Iglesia y que teníamos muchísimas ganas de ver las brujas de Zugarramurdi, así que nos hemos esperado a la promoción de lafiestadelcine para verla -sufrimos la crisis- y hoy, por fin, saco tiempo para contaros qué me pareció.

La película no defraudó, PERO. Sí, hay algún “pero”, somos fans pero críticos a nuestra manera. Voy a contar un poco mi opinión de la película con alguna queja; errar es de humanos, pero quejarse más. (pedazo tweet viral que me ha salido)

Lo primero que tengo que decir de la película es que estuve sus 112 minutos (sí, he mirado filmaffinity) con una sonrisa en la cara, la cual cambiaba a carcajada en algunas escenas y a horror en otras, estas últimas casi siempre relacionadas con el “ente” del final, ahí lo dejo.
Respecto a la sangre y las escenas violentas, creo que Tarantino nos ha hecho fuertes en eso y ahora mismo, ante una escena en la que la sangre vuela como si las arterias fueran aspersores, me siento muy Lisa Simpson viendo Rasca y Pica, vamos, que son escenas que veo sin pestañear y las cuales disfruto en el conjunto de la película… ¿Tendré trazas de psycho killer? Pues yo qué sé, no creo porque luego lloro con el Toro de la Vega, pero vete tú a saber la mente. Así que me esperaba escenas de este tipo y así fue, también tengo que decir, que por lo que me habían contando me esperaba algo más fuerte, pero bien, no me quejo.

Las brujas de Zugarramurdi lleva en temas de ida de olla y locura la marca de la casa. Muchas de estas ocurren al principio de la película, lo que hace que empiece con mucha fuerza y cree unas expectativas muy altas en el espectador, las cuales van disminuyendo.

La primera media hora larga de la película es una bomba de acción y risas. Muy pletórico Mario Casas, con camiseta en todas las escenas, en su papel de cani bobo de barrio, lo clava. El que luce palmito durante un buen rato es Hugo Silver…

mario-casas-y-hugo-silva-en-el-rodaje-de-las-brujas-de zugarramurdi

Jajaja, ¿lo habéis pillado? HUGO SILVER ¡Que está disfrazado de cristo plateado! Jajajaja

Hugo luce palmito pero también está muy correcto en su papel. Ponen la guinda del pastel el niño pistolero, a veces muy sobreactuado; el señor que quiere ir a Badajoz y Manuel, un taxista que acaba solidarizándose con los problemas de Jose con las mujeres, el personaje de Hugo Silva.

LAS-BRUJAS-DE-ZUGARRAMURDI

Tras el robo y la huida en taxi, el nivel de la película va descendiendo para mi gusto aunque todavía no del todo. Entran en escena principal 3 brujas muy bien caracterizadas que ponen un toque de humor en este punto: Carmen Maura, Terele Pavez y Carolina Bang, chicas “delaIglesia” por excelencia. Todo acompañado por la interpretación de histérica de la vida de Macarena Gómez y el gran dúo policíaco formado por Pepón Nieto y Secun de la Rosa.

El premio a la escena de máxima atención se lo lleva el beso de Mario Casas y Hugo Silva, nada de pasión y mucho guarreo, pero un beso con lengua en toda regla.

las brujas Zugarramurdi beso mario y hugoY hasta aquí llegó el subidón de las brujas de Zugarramurdi, desde un poco más de la mitad de la película todo pasa a ser brujas, brujas y más brujas, idas de pinza muy gordas, akelarre máximo, y una sorpresa final que yo no me esperaba y que me sobró bastante.
El final para mí se ha quedado un poco cojo de algún lado, entretiene y disfrutas, ¡ojo! pero parece que el desenlace no llega y las escenas acaban haciendo que se pierda un poco de interés.

Aunque ya estaban ahí Carlos Areces y Santiago Segura para remontar todo. Vestidos de SEÑORAS llevando el papel con tanta naturalidad que enganchaba. ¡Dios, qué señoras son los dos! Fantásticos.

carlos areces y santiago segura las brujas de zugarramurdi

En definitiva, una película de risas mil con un final MUY RARUNO que no deja indiferente. Conozco a muchos a los que le ha encantado, y a otros, como es mi caso, para los que ha sido un poco WHAAAT?!
La recomiendo 100%, sobre todo si te quieres reír y ver algo diferente en el cine. Problemas de amor actuales, diferencias entre hombres y mujeres sin ninguna apología, sólo mostrando realidades y comedia. Además, yo me llevé como extra una reconciliación con Mario Casas, al cual tenía encasillado en carpetas de niñas de 4º de la ESO y que me hizo reír mucho.

Bonus: La película empieza fuerte con escenas de miedo máximo como la cara de Merkel en tamaño pantalla gigante de cine. Agarraos a las butacas.

No hay comentarios

Envía una respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En esta web usamos Cookies, de las de comer no, de las otras. Si sigues navegando o cierras este banner, se considera que estás aceptando la política de Cookies.
Aceptar
x