Manual de la vida perfecta

Duerme, duerme todo lo que necesites, pero siempre hazlo en paz, es lo mas difícil que hay pero la única manera de descansar. Si puedes duerme entre los brazos de la persona que quieres o haz que la persona que quieres duerma entre los tuyos.
Besa, besa y abraza a quien se lo merezca.
Come sano la mayoría de los días, pero no te olvides de los caprichos que engordan, que suben el colesterol y te llenan de berretes cuando los metes en la boca.
Diviértete todos los días con algo.
Sé un poco egoísta, piensa en ti, construye tu vida, pero siempre sin perjudicar a los demás, es la clave para luego poder dormir bien.

necesito tu sonrisa para sonreirSonríe, aunque no te apetezca mucho, tu cara es tu carta de presentación, las sonrisas son contagiosas, tú puedes hacer que los demás sonrían y la sonrisa de ellos te puede alegrar el día. 

No tengas miedo, comete errores y aprende de ellos, pero sobre todo, lucha por lo que quieres en cada momento, sólo tú sabes qué es, sólo tú sabes qué necesitas, solo tú puedes conseguirlo.

 

Y cuando te dé por pensar, recuerda que siempre hay una salida para todo.
Trata con optimismo los problemas, seguro que lo peor que te puede pasar no es para tanto en el fondo.

Respeta a todo el mundo, piensa que cada uno actúa movido por circunstancias, cree que esa persona, en ese momento, no lo puede hacer mejor.
Y no te olvides, vive siempre dándote cuenta de que estás viviendo.

2 Comentarios

  • Responder
    Ariakas
    5 enero, 2010 at 2:03

    MA-RA-VI-LLO-SA ENTRADA 🙂

    Se nota que lo sientes de verdad.

  • Responder
    aniinthesky
    5 enero, 2010 at 2:21

    Gracias!!!!! creo que sería muy fácil si todos intentáramos esto 😀

  • Envía una respuesta

    Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

    En esta web usamos Cookies, de las de comer no, de las otras. Si sigues navegando o cierras este banner, se considera que estás aceptando la política de Cookies.
    Aceptar
    x