Mi cabeza por mis dedos

Atada a una silla gracias a una manta. Frío por la mañana, calor por la noche. En la calle unos canis fuman en la puerta del bar donde robo el wifi, creo que el humo hace de pantalla y por eso la señal sólo llega  al salón. El patio de luces de mi bloque no es como el de las series de televisión, nunca pasa nada en ese agujero blanco. Y lo de luces, ¡Ja! casi todas las persianas están bajadas.

Apuntes para adelante, ¡paso de hoja! repaso lo anterior, y resulta que no me lo sabía tan bien como cuando lo celebré cantando “We are the Champions”. Marcha atrás. Gritaría en este momento, de hecho, gritaré con la foto que hace unos días ilustró mi vida 2.0.

aniinthesky foto gritando

Pelea de teclas contra el gigante Jdev, rara vez gano, sabe sacar sus bombillas rojas de dolor para desestabilizarme. No lo consigue y sigo aunque frustrada. Pincho en el icono de firefox. Intento salir por la vía rápida de mi batalla a muerte. No puedo, sigo peleando y cuando justo cree que me gana, apago el portátil, vuelvo a las hojas, y me río con risa maligna, le miro con mala gana, le castigo al rincón y para que no quepa duda, le doy la vuelta. Rendido, yo soy la jefa, tú un chihuahua enfrentándose a mí, perra salvaje del java.

Vaya ida de pinza

No hay comentarios

Envía una respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En esta web usamos Cookies, de las de comer no, de las otras. Si sigues navegando o cierras este banner, se considera que estás aceptando la política de Cookies.
Aceptar
x