Mi experiencia en Zumba, que no zumbando.

He vuelto!! Por fin he sacado un rato de mi estresante vida y puedo sentarme en el sofá y volcar todo mi amor en el blog antes de que me pida el divorcio definitivamente.

Bueno, después de la aclaración de que sigo viva, tenéis que saber que tengo mil cosas que contar, nuevos diseños que poner, eventos, compris, etc. Pero todo se andará.

Hoy empezaré contando que me he pasado a la vida healthy, aunque sólo con el deporte, porque entre tanto evento/concierto/fiesta el tema de la comida sana se me acaba resistiendo. Increíblemente doy uso a esas zapatillas de correr que me compré en un arrebato deportista que se quedó ahí, también tengo aplicaciones en el móvil para gente deportista (soy runneeeerrrr!!), tuiteo cuando salgo a hacer deporte y alguna wellfie ha caído. Como véis, tengo todo el postureo en mí, tanto que hasta uso la palabra wellfie para hacerme la chula.

zumba en el gimnasio

También hace un mes que empecé mis clases de zumba movida por la curiosidad, mi rubia favorita Dobre y la operación bikini. Sabía que la clase no tenía que ver con “zumbar” realmente, pero algo en mí albergaba la esperanza de que estuviera equivocada y fuera una bacanal de 60 minutos. Negativo.
Aunque no nos dedicamos a zumbar, sí que la clase toma esos tintes deportivoeróticos con chispas de reggaeton y salsa. Emocionante!
Dado que llevo un mes disfrutando de mis clases, os voy a contar mi experiencia por si os interesa apuntaros. En este tiempo he podido probar dos tipos de monitoras y la verdad, son bastante diferentes. Vamos por partes.

¿Qué es la zumba?

Como no soy una profesional de los gimnasios y paso de las palabras técnicas de molar, diré qué es para mí la zumba. Se podría resumir como una mezcla de baile de perreo y aerobic. Por eso os diré que un chico allí dentro destaca un poco, sobre todo cuando tienes que hacer movimientos con las tetas cual guarrilla de discoteca… No es lo mismo con pelo en pecho.

Mis tipos de monitoras.

La primera: La speedica

Si tienes la desgracia de que te toque con una locafit, tienes que saber que no habrá sujetador deportivo del Decathlon que acabe en su sitio. Como su nombre indica, este tipo de monitora podría estar sacada de un reportaje de callejeros parkineo. No para quieta, va puestísima del ritmo ragatanga, no explica los movimientos demasiado y hace pocos descansos. Lo malo de sus clases es que tienes que seguir la coreografía como si de una clase de UPA Dance se tratara, mucho baile y mucho drama.
Tampoco entiendo mucho que tengamos que gritar: “UUUUHHHH!!!!” “AAAHHHH!!!” ¿Hay necesidad? Si yo me voy a matar igual sin hacer el gilipollas hasta estos niveles, lo juro…

Pero no todo es malo, después de una clase con la speedica sabes que te mereces esa hamburguesa has hecho un buen trabajo aunque te duela todo.

gimnasio cansancio gato

La segunda: La sargento

Yo creo que si la Thatcher hubiera nacido en los ochenta podría ser ahora monitora de zumba. Para ser este tipo de monitora tienes que tener menos droja que la anterior en tu torrente sanguíneo pero la misma pasión. Hay que gritar, punto, ya está. Gritar a la gente con frases como: VAAAAMOOOOOOOOOOS!!! MÁS ALTOOO!!!! ESO SON SENTADILLASSS!!!???? y así.

llorando gimnasio zumba

Lo bueno es que al menos en mi caso, en esta clase las coreografías no son tan movidas, pero se hace mucho más hincapié en la postura y en que los músculos estén bien apretados, supongo que será un toque pilates. Además, entre las canciones suele parar un poco para explicar los pasos de la siguiente, así que también mete un poco de HIIT  (High intensity interval training, me hago la chula de nuevo con palabras guayotas) que he leído que es superlomás.

En definitiva, os animo a apuntaros a zumba si lo estáis pensando, son todo ventajas. Tendréis una coreografía para las canciones de reggaeton mierder que os pongan en las bodas este verano, y además, vais a estar buenorras al máximo.

Para terminar os dejo un temaco zumbero de los que me ponen a mí, para que os vengáis arriba, o lo que sea. Así también podéis ver qué es una clase de zumba, y aunque también cambia con cada gimnasio y cada monitor, haceros una idea 😉

3 Comentarios

  • Responder
    Mypinkbubble
    1 mayo, 2014 at 12:12

    Es algo pendiente que tengo, me encanta bailaaaaar, y como no hay money para gimnasio, me baje el zumba de la wii pero claro no es tan divertido como hacerlo con mas gente jajja

    • Responder
      Aniinthesky
      1 mayo, 2014 at 17:34

      Pues cuando tengas money para gimnasio te vienes con Katty y conmigo!! Que así se anima Kat a dejar el spinning y meterse a bailar con nostoras jajaja.

  • Responder
    Ana Belén
    29 enero, 2018 at 10:07

    Lo has clavao!!!!

  • Envía una respuesta

    Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

    En esta web usamos Cookies, de las de comer no, de las otras. Si sigues navegando o cierras este banner, se considera que estás aceptando la política de Cookies.
    Aceptar
    x