No name

Por esas calles sin nombre que nunca lo necesitaron, las que cada noche bautizábamos. Ellas siguen estando sin cartel y nosotros seguimos coleccionando momentos. Todas esas perillas, bigotes y barbas que nos acompañaron. Bufandas, moños y calcetines que pusieron nota de color al paisaje de esas noches… en blanco y negro y rosita y naranja casi amarillo. Ese paisaje de las mañanas que no quieren despertar y piden 5 minutos más; pedíamos 5 minutos más a gritos. Escuchando en la radio del coche canciones que nos hablaban de las calles y los nombres, empañando los cristales y yendo de vacaciones a un camping nada normal.

Publico esto sin revisar, me encanta lo que sale de mi cabeza cuando no pienso lo que escribo, cuando sólo lo siento.

1 Comentario

  • Responder
    mistertoreno
    25 septiembre, 2012 at 14:27

    No creo que nadie se pueda sentir como yo al leerlo, y eso hace que me gusta aún más 🙂

  • Envía una respuesta

    Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.