OUI, Buenos días nos dé Dior.

¿Pues sabes lo que te digo, Lucy? Que ya te pueden quedar de cine los diamantes porque no los quiero, para ti todos toditos. No creo que pegaran esos destellos con mis uñas de colores, no tienen pinta de ser nada cómodos los pedruscos, seguro que se enganchan al meter la mano en los vaqueros… Además,  no quiero diamantes por el hecho de que sean caros.

Pero hay un anillo, Lucy de mi vida, que me llega al corazón, que si lo tienes lo quiero y ¡mi reino por él si hace falta! Quedaría perfecto en mis manos a todas horas, look sport, look elegante, qué mas da. Sería el complemento perfecto para un momento de llorar.

Si preguntáis a H en este instante sólo con esta mini descripción, él ya sabría a qué anillo me refiero. En dos palabras, OUI, DIOR.

oui-dior-anillo

Durante el tiempo que viví en Londres lo visité unas cuantas veces en Harrods. Tengo que reconocer que pensé que iba a ser más grande, y al verlo en directo, me decepcionó un poco, pero oye… Es más bonito que todas las cosas y una pieza de esas que luego pasas a tu hija (siempre que no sea cani) o dejas en herencia a alguna nieta especial.

Recuerdo que mi abuela siempre llevaba los mismo anillos, ¿Y si el que van a ver mis nietos es este?

No hay comentarios

Envía una respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En esta web usamos Cookies, de las de comer no, de las otras. Si sigues navegando o cierras este banner, se considera que estás aceptando la política de Cookies.
Aceptar
x