Probando el Power Wand, un vibrador corporal

En Navidad se pusieron en contacto conmigo desde Nomi Tang por si quería probar su varita mágica. Como me dieron tiempo para probarlo y libertad para escribir mi sincera opinión, dije sí y aquí estoy. Vengo a contaros mi experiencia con el Power Wand, un vibrador para clítoris, pero también para el cuerpo por lo que se puede usar en pareja. Un placer hacer estas colaboraciones, no solo por el gustito físico, también por volver a escribir sobre el placer sexual femenino, algo que reivindico siempre que puedo.

Ya hablé sobre este producto en Instagram en un vídeo que os dejo también, pero yo soy de alimentar el blog, sobre todo si tengo algo que decir y mucho que estudiar. Voy por partes dejando la info bien explicadita, así no me dejo nada. Os dejo aquí el vídeo de IGTV por si luego queréis darle chance:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Ani InTheSkyWalker (@aniinthesky) el

Qué es el Power Wand

El Power Wand, aunque tenga forma de micrófono de OT no sirve principalmente para cantar, aunque no soy nadie para quitarte la ilusión si quieres probarlo. Como he comentado al inicio del post es un vibrador corporal, no solo clitoriano, por lo que vale para hombre, mujer y parejas. Es negro con detalles dorados, un diseño elegante que aunque no es decisivo para el placer, siempre suma.

power-wand-vibrador-nomi-tang-experiencia

Se compone de dos partes unidas por una especie de muelle flexible. Por un lado está el cuerpo, un mango largo revestido de silicona suave que le hacen muy agradable al tacto y facilita el agarre. Este cuerpo no vibra al usarlo por lo que no tienes la sensación de entumecimiento de muñeca. Por otro lado está el cabezal en forma de bola con el mismo revestimiento; es la parte que está en contacto con el cuerpo. Este cabezal se mueve para adaptarse a la postura y según mi experiencia, vibra más que el móvil de un adolescente.

power-wand-nomi-tang-vibración-modosCuenta con 5 velocidades y 5 modos de vibración que se controlan con 3 botones táctiles situados en el mango. Es sumergible por si quieres que te acompañe a la ducha, pesa poco, para la potencia que tiene el peso es más ligero que otros del mercado. La batería dura bastante y se carga vía USB. Es silencioso, algo que me gusta respecto al Satisfyer.

Experiencia con el Power Wand en modo sexual

Es diferente al satis porque no hace succión, el funcionamiento del Power Wand es por vibración. Lo principal que tengo que destacar en esta parte es la superficie de contacto, al tener un cabezal tan grande digamos que abarca todo el perímetro: clítoris, labios menores, mayores, periferia, extrarradio y pueblos de la provincia.

Su vibración es muy potente, MUCHO. Si el cacharrín está cargado a tope y lo pones en velocidad 5, igual te oyen gritar en Moldavia. Con esta potencia de vibración sumado al tamaño del cabezal y su perímetro de actuación, cumple su función perfectamente, puedo decir que es una máquina de orgasmos intensos y fáciles.

Experiencia en modo masaje

La experiencia como masajeador corporal es increíble. Te mueve los músculos y te quita las contracturas y la tensión. En esta casa se usa cuando tenemos cargado algún músculo o como juego previo a las artes amatorias y la relajación es enorme. La sensación es como subirse a una plataforma vibratoria de esas que se pusieron de moda hace unos años, que notas que te tiembla todo

vibración

Para que os hagáis una idea de la vibración, si hablas cuando te están dando un masaje en la espalda lo haces como a golpes, como si dices AAAAAHHHHH y te das golpecitos en el pecho. Y si te dan en el cuello es un poco como quedarte mirando fijamente la imagen de arriba, pero bien, que da gustito en vez de mareo.

Como comenté en el vídeo, usado como vibrador femenino es muy top, tanto que las últimas veces que hemos querido meter jugueticos hemos usado el Power Wand. Pero como masajeador general es la caña.

PROS y CONTRAS del Power Wand 

Basado en la experiencia voy a comentar lo que más me ha gustado y lo que menos:

Pros: 

  • Alta vibración, MUCHA.
  • Zona de contacto amplia para uso sexual
  • Más versátil que otros vibradores
  • Poco peso
  • Silencioso

Contras:

  • El manejo al ser táctil es fácil darle y cambiar la vibración sin querer. Yo en estos casos prefiero un botón físico.
  • El encendido hay que cogerle el truco, a mí me costó.
  • Un contra general a este tipo de vibradores es que es relativamente grande como para llevártelo en la maleta de excursión. Por lo que lo considero más como un vibrador “de casa”.

Consejos de uso para el Power Wand

  • NO TE AFERRRES, como diría La Pantoja. Su vibración es tan fuerte que si tienes uno de esos días en los que no consigues centrarte en conseguir un buen orgasmo y te empeñas y te empeñas, puede que te dejes la zona insensibilizada de tanto meneo. En ese caso déjalo, no es tu día, no pasa nada.
  • Como con cualquier vibrador, lubrica bien la zona.
  • Esto es un poco obvio peroooo… Be higiénico my friend. Es obligatorio lavar cualquier vibrador después de cada uso y guardarlo en su fundita, pero este todavía más. Es un vibrador corporal que pueden usar diferentes personas en diferentes partes, con cremas especiales para masajes o lubricantes, así que lava bien el Power Wand después de cada uso.
  • Y un consejo que siempre he dado cuando hablo de vibradores, va para “esos hombres”. No es tu competencia, es un brazo biónico nuevo que puedes usar para ampliar el juego y el placer. Recuerda: Dar placer también da placer.

No hay comentarios

Envía una respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En esta web usamos Cookies, de las de comer no, de las otras. Si sigues navegando o cierras este banner, se considera que estás aceptando la política de Cookies.
Aceptar
x