Qué tienes que comer en Bruselas sí o sí

Si elegir un hotel en Bruselas y saber moverse por la ciudad es uno de los puntos más importantes del viaje, comer no se queda atrás. En este post hago un resumen de qué tienes que comer sí o sí en tu viaje a Bélgica. En otro os dejaré también qué restaurantes de Bruselas nos recomendaron a nosotros. Digo de Bruselas porque a Brujas y Gante fuimos de excursión, así que la comida fue rápida, aunque también tengo cosillas para contar. Sigue leyendo:

Qué comer en Bruselas sí o sí

Antes de volverte a casa debes haber hecho los siguientes checks culinarios. Solo así podrás decir que has vivido una experiencia gastronómica completa en Bruselas:

Gofres o Waffles

Comer Gofres en Bruselas es algo de lo que difícilmente se puede escapar. Están por todas partes, adornados de mil maneras y las calles huelen de una manera inconfundible. Lo siento pero la dieta se queda en el aeropuerto, a la vuelta a casa puedes recogerla.
Exiten varios tipos de gofres pero los más conocidos son dos: El Gofre de Bruselas tiene una masa suave estilo bollito, forma cuadrada y es perfecto para ponerle mil toppings sin morir de dulzor. Por otro lado está el Gofre de Lieja, el que todos tenemos en la mente, más sabroso, más azucarado, de forma ligeramente redondeada y que por sí solo ya es un subidón de azúcar brutal. Una opción genial es pedir este gofre con Nutella y alguna fruta, en este caso, recomiendo avisar de que no quieres mucho chocolate o literalmente te lo van a enterrar y solo sabrá a eso, se llevará el sabor del gofre. Nosotros comimos varios gofres de Lieja pero solo uno de Bruselas. Os recomiendo probar ambos.

comer-gofres-bruselas-viaje

Chocolate

Otro must culinario que tenéis que llevaros es el chocolate belga. Encontrarás muchísimas chocolaterías por la calle que prometen tener el mejor chocolate pero es mejor probar jejeje. Las más conocidas son Godiva y Leonidas, la primera bastante cara y la segunda con precios más asequibles. Existen otras que rozan el lujo como la chocolatería Marcolini y  Neuhaus, ambas tienen bastante historia y prestigio, tanto que están designadas como proveedores acreditados de la Corona Belga. Os cuento dos cosillas de estas chocolaterías: Se dice que Marcolini selecciona el grano de cacao sin procesar y en su taller elabora los bombones desde cero. Por otro lado, Neuhaus presume de ser la primera chocolatería y dicen ser los inventores del praliné.
Os aconsejo probar un poquito de cada, pero si tenéis que llevar regalos, podéis haceros con la marca Galler, podéis encontrarla en sus tiendas, en los supermercados o en el dutty free si no tenías espacio para nada más en tu maleta. Tiene un chocolate ríquisimo, sus ingredientes son naturales y de máxima calidad, por algo también es una marca acreditada como proveedor de la casa real. Lo mejor es que cuentan con muchísimas variedades a cual más rica y divertida, perfecto para llevar un regalo a muy buen precio.

Patatas fritas

Las patatas en Bélgica son una institución, y para mí un plato básico pero riquísimo. En concreto estas patatas se caracterizan por ser blanditas por dentro y crujientes por fuera, doradas y llevar salsa por encima. Los belgas se enorgullecen al decir que ellos inventaron las patatas fritas, aunque como siempre, es un tema controvertido. Desde luego ellos saben bien cómo elaborarlas, con sus diferentes cocciones se aseguran de que la textura no te deje indiferente. Entre las salsa, tienes que probar la salsa andalouse: mayonesa, tomate y pimientos. En Bruselas hay muchos sitios para comer patatas, te dejo algunos sitios top más abajo. Verás a mucha gente comiendo patatas fritas en cucurucho por la calle. Hazlo, no vuelvas sin este check.

comer-patatas-fritas-bruselas

Cervezas

La cerveza no es comida pero tenía que ir en esta lista. Os voy a contar esta parte lo mejor que pueda, digo esto porque soy alérgica a la cerveza así que mis conocimientos son limitados (sí, una pena la mía. No, no soy celiaca, es alergia a la cebada, etc etc). Me ayudaré de Hecter para este párrafo, aunque, en el viaje fui de oyente al tour, así que algo de info quedó en mí.
Las cervezas en Bruselas son una religión, que hasta yo intenté tomar alguna. Bélgica produce al año alrededor de 1.500 litros cerveza de unos 400 tipos diferentes, por algo son considerados el país de la cerveza y por algo la UNESCO declaró la cerveza belga patrimonio inmaterial de la humanidad en 2016. Cuentan con más de 1.100 marcas de cervezas entre las que se encuentran la Stella o la Duvel, marcas conocidas que puedes comprar en España sin problema, así que esas déjalas para cuando vuelvas. Un tipo de cerveza que recomendaron en el tour encarecidamente fueron las trapistas o trapenses. Estas cuentan con un sello de calidad muy difícil de conseguir, tanto que solamente 11 marcas cuentan con este galardón, de las cuales 6 son belgas. La cerveza debe ser elaboradas siguiendo la receta tradicional por monjes y la recaudación debe invertirse en el sustento de los monjes, mejoras en el monasterio u obras de caridad. Nunca debe estar asociada al enriquecimiento de la orden trapista. Las marcas que nos mencionaron para probar fueron la Orval y la Rochefort. También dentro de las trapenses nos mencionaron la Westvleteren 12, considerada la mejor cerveza del mundo en varios concursos y cuyo precio en un pub puede rondar los 20 euros.
Si no te gusta la cerveza o tienes alergia como yo, encontré un sucedáneo que podía tomar, se trata de la cerveza Liefmans Fruitesse, la compré en el supermercado porque ponía “Fruit Beer” y pensé que al no llevar tanto cereal podría tomarla, y efectivamente. Tiene sabor a frutos rojos, fresas y cerezas, es suave y tiene un poco de gas, lo que hace que sea perfecta para beberla fresquita con hielo.

Vol au vent

Seguro que en algún momento de tu vida has comido un vol au vent. Son esos “cuencos” de hojaldre rellenos de cosas que quedan muy vistosos en los menús de navidad. En Bruselas este es un guiso típico que recomiendan probar, y que obviamente probamos. El vol au vent tradicionalmente va relleno con una salsa cremosa de pollo y champiñones, a esto hay que sumarle las patatas fritas o puré de acompañamiento, no hace falta mencionar que es un plato contundente que dependiendo del sitio cuesta acabar. Pero como está muy rico, os lo recomiendo.

Stoemp (con salchicha o estofado)

El stoemp viene a ser un puré de patata con alguna verdura como puerro, cebolla o zanahoria. Va acompañado generalmente de carne estofada o salchicha (Stoemp avec saucisses) y con una salsa alrededor. Es un plato que nos encantó y depende de dónde lo pidas o del hambre que tengas puede ser una gran opción para compartir.

que-comer-en-bruselas-stoemp

 

Carbonnade

Otro plato típico de la comida belga. La carbonnade, está lejos de lo que suena como carbonara. Es un guiso de carne estofada con una salsa de cerveza belga. Si está bien hecho, apenas necesitas cuchillo para partir la carne. Como ocurre en la mayoría de platos de Bruselas, por no decir todos, la carne va acompañada de frites o puré de patata.

Mejillones con patatas

Yo también me sorprendí con esta mezcla, pero bueno, es algo que hay que probar. El plato es lo que crees: una fuente de mejillones cocidos con un plato de patatas fritas al lado. Los mejillones son un poco más pequeños que los que podemos encontrar en España. Hay diferentes tipos de salsas al parecer, aunque a nosotros nos parecieron prácticamente la misma. El precio no es barato para lo que es, en nuestro caso, ya lo hemos probado y si volviéramos a Bruselas no sería algo que repetiríamos.

mejillones-bruselas-patatas-fritas

Cuberdons

Estas pequeñas gominolas son típicas de Gante. Cuenta la historia que un farmacéutico creo los cuberdons para enmascarar el sabor de las medicinas, después de un tiempo, la gente no iba a por medicinas a la farmacia, iba por la gominola. Nosotros compramos una bolsa en Gante, la guardamos en la maleta y no la probamos hasta llegar a España, ERROR. De haberlo probado allí habríamos comprado muchas más. No están tan dulces como aparenta, tienen una capa crujiente y un corazón blandito de gominola estilo gelatinoso. Increíbles.

Spéculoos

Aunque suene a hechizo de Harry Potter, me temo que no van por ahí los tiros. Los spéculoos son las galletas tradicionales belgas. Su apariencia es la típica galletita que te ponen con el café, pequeña y plana, con toques de canela, clavo, jengibre, cardamomo y nuez moscada. Podéis encontrarlas migadas para echar por encima de los waffles o en forma de crema con la textura de la crema de cacahuete. Nosotros compramos unos tarros para nosotros y para regalar en el dutty free (no queda otra opción, se considera un líquido y no vas a poder pasar con ellos el control de seguridad).

Mitraillette o Metralleta

Y por último, una bomba calórica que también tienes que probar en Bruselas. Básicamente es un bocadillo estilo baguette bastante grande con carne, cebolla caramelizada, un poco de lechuga, patatas fritas y salsa. La carne puede ser de hamburguesa o de salchicha estilo bratwurst, esta opción fue la nuestra porque el guía del free tour nos dijo que era menos grasienta. Por unos 5.50 € podéis haceros con ella en algunas friteries.

que-comer-en-bruselas-metralleta

No hay comentarios

Envía una respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En esta web usamos Cookies, de las de comer no, de las otras. Si sigues navegando o cierras este banner, se considera que estás aceptando la política de Cookies.
Aceptar
x