Viajes, vida en pareja

Viajar en avión con perro en Iberia: pasos, trámites y consejos

viajar-perro-avión-iberia-consejos-pasos

Este año, nuestro primer viaje fue a Viena, y no lo hicimos nosotros solos, se vino también la Carminha, que para quien no lo sepa es nuestra Chihuahua de 2.7 kilos, especifico los kilos porque es relevante para el tema del post. Al buscar vuelos para ir a Viena vimos que el que más nos cuadraba horarios/precios era Iberia, así que en ese momento nos planteamos incluir a la perra en el viaje, total, iban a ser 4 días y nos dijeron que Viena era una ciudad muy petfriendly. Era la primera vez que íbamos a viajar en avión con un perro, no teníamos experiencia y busqué online pero no encontré demasiada info clara, así que he decidido hacer este post por si alguien más está en esa situación y podemos ayudar.

Antes de volar con un perro hay que hacer unos trámites que dependen de la aerolínea, a menos que seas Elon Musk no puedes presentarte allí con el perro y pretender subirlo. En la mayoría de las compañías tampoco puedes incluirlo al comprar el billete online como el que mete una maleta extra, toca hacer trámites. Como nosotros viajamos con Iberia, pondré las condiciones que tienen ellos para el transporte de mascotas en cabina, los pasos a seguir, precios y algunas consideraciones previas al viaje basadas en nuestra experiencia. Si vuelas con otra compañía, puede que el post te oriente (o no).

Viajar con un perro o una mascota en Iberia. Opción cabina

Iberia, como cualquier compañía que permita perros en cabina, tiene las especificaciones que el animal debe cumplir indicadas en su página web, por lo que este será el primer sitio donde tenemos que mirar:

Actualmente, esta es la dirección de viajar animales en Iberia, vamos a ver las especificaciones más importantes para llevar un perro en cabina. Ojo en la página también aparecen restricciones por país, no todos los países dejan entrar animales.

  • PESO: 8 kg max de peso incluyendo el transportín. Luego te pongo el que compramos nosotros en Amazon que parece hecho de plumas.
  • TRANSPORTÍN: debe ser consistente, ventilado, con fondo impermeable y seguro. Yo añadiría que flexible, porque necesitas que se acomode entre tus piernas, sí, vas a viajar doblado.
  • MEDIDAS: 45 cm. de largo, 35 cm. de ancho y 25 cm. de alto y siempre que la suma de estas tres dimensiones no exceda de 105 cm.
  • ¿MÁS DE UN PERRO?: Puedes llevar varios animales de la misma especie en un mismo contenedor si son de tamaño o peso reducido. A nosotros nos entraría otra Carminha seguro.
  • TU COMODIDAD, NEGATIVA: Tu mascota deberá viajar contigo sin causar molestias a los pasajeros que viajen a tu lado. Deberá permanecer dentro de su bolsa/transportín durante todo el vuelo y su cuidado está bajo tu responsabilidad. Como ya anticipé, debe estar en tu sitio, tú sabrás dónde la metes, pero que te vas a pegar un vuelo con las piernas encogidas es algo que ya debes saber.
  • ANIMALES SÍ, PERO BUENOS: Los animales que por sus características especiales, mal olor, etc., puedan ser molestos para el resto del pasaje y la tripulación, no podrás transportarlos.
  • ASIENTOS: Por motivos de seguridad, no puedes ocupar las butacas situadas en las filas correspondientes a las salidas de emergencia. Ya hablaremos de esto, que es un tema.

¿El perro paga por volar en avión?

Yes, a ver si te piensas que las aerolíneas van a perder la oportunidad de cobrar por algo. Hay diferentes tarifas, aparecen en la página de explicación. Nosotros pagamos 50€ por trayecto. Lo que no entiendo es que pagando 50€ no tenga ningún tipo de derecho en cuestión de espacio, iba entre mis piernas como si fuera una mochila, pero pagando. IMPORTANTE, el importe del perro se paga en el aeropuerto, en los mostradores de Iberia; te vas a tener que comer la cola, así que vete con tiempo.

Documentos necesarios para viajar en avión con perro

Resumiendo: todo lo que te pueda dar el veterinario y más. Desde luego es obligatorio que tenga el Pasaporte Europeo, el chip en orden y la vacuna de la rabia, esto es el pack básico. Además, es importante tener el resto de vacunas al día, por supuesto. No lo indicaba, pero nuestra veterinaria nos dijo que era recomendable una desparasitación interna y externa, nos hizo un certificado indicándolo. También, si el perro está tomando alguna medicación que tenéis que llevar, es importante que lo ponga en el certificado que haga. Consejo: si sales a Europa, mejor que esta información veterinaria esté escrita en inglés si es posible. Seguramente todo esto último no te lo van a pedir, pero por si acaso. Nosotros solo enseñamos en el aeropuerto el pasaporte, la rabia y la aceptación de la Oficina de Reservas.

Y ahora, ¿te has leído toda la documentación de la web? ¿Incluidos los países, las restricciones y la letra pequeña? ¿Tu perro cumple con las exigencias para volar con Iberia? ¿Es un can limpio, con su médico en orden y aseado? Pues pasamos al siguiente punto, la contratación del viaje.

Pasos para volar con tu perro en cabina en Iberia

A la hora de concertar un viaje en avión con perro hay que hacerlo en dos turnos: primero van las personas y después los animales. Es decir, tienes que tener un vuelo cerrado con ellos para que puedan asignar el perro a ese billete/pasajero.

Esto es gracioso porque te pueden denegar el viajar en avión con tu perro y quedarte con tu billete de persona nada más. Cuando reservas el vuelo de personas todavía no tienes la confirmación de que aceptarán a tu perro. Igual haces las gestiones para volar con perro, hay más en ese vuelo aprobados (creo que aceptan 2 por vuelo) y ya te dicen que no. PARA MÍ ESTO FUE MÁXIMA TENSIÓN porque además nuestro hotel dependía de si Carminha venía o no; bendito Booking y su cancelación gratuita, teníamos varias reservas por si acaso.

La solución si quieres sí o sí viajar con tu mascota es contratar tu vuelo con cancelación gratuita, que obviamente es más caro. Ah! y otra cosa, sumad al precio el elegir sí o sí asiento para evitar sustos, más adelante desarrollo esto. Nosotros nos arriesgamos y lo cogimos normal y sin asientos, nos gusta vivir el riesgo (y éramos inexpertos).

Vamos con los pasos:

1. Reserva tu vuelo de persona/s y ten a mano la información referente al billete porque te la van a pedir.

2. Gestiona ahora el vuelo del perro con la central de reservas de Iberia, el número es el 900 111 500. Aunque en ese teléfono están 24/7 disponibles, es mejor llamar en un «horario comercial» para que los encargados de darte el OK estén trabajando. En la locución hay bastantes opciones y creo recordar que no te dan una opción clara como: «asignar mascota a vuelo», pero en el momento que llegues a hablar con un agente, ellos te lo tramitan. Si hay disponibilidad en el vuelo, el sistema suele gestionarlo en el acto y te mandan la confirmación; si no hay, te dan la opción de llamar después para hablarlo con los de aeropuerto o directamente te dicen que no puede volar.

3. Si tu perro finalmente es aceptado para viajar, te llegará al email la confirmación (travel document). Te recomiendo que la lleves impresa al aeropuerto. No esperes un email precioso de Iberia, es una especie de texto en inglés escrito en modo fax.

4. Ahora ya tienes tu vuelo y el de tu perro, toca darle forma al transporte del can. Nosotros hicimos varias búsquedas para reducir el peso del transportín sin perder comodidad y el elegido fue este transportín por 34€, tenía el tamaño perfecto, mucha ventilación y cremalleras.

5. Ya está todo, llegó el día del viaje. Ve al aeropuerto con tiempo suficiente para hacer gestiones, allí te pesarán el perro con el transportín como si fuera una maleta, mirarán sus documentos y tendrás que abonar su billete. Nosotros además necesitamos este tiempo por un «problemilla» relacionado con los asientos, sigue leyendo para que no te pase.

Consejos para viajar en avión con perro: que no te pase a ti

  • Ya lo recomendé al principio del post: reserva el vuelo con asientos aunque te salga algo más caro. Nosotros somos de ahorrar este dinero (un poco ratas) y nos arrepentimos. Al llegar al aeropuerto, después de esperar una cola en zigzag eterna, una señora poco simpática nos dijo: «bueno, esperad hay un problema con vuestro billete». Casi se nos para el corazón. El problema era que el asiento que tenía asignado el perro estaba en salida de emergencia, y como en esas salidas no puede ir nada en el suelo, pues tocaban cambios. Después de varias llamadas a la tripulación y largos minutos de tensión, nos movieron de sitio. Si llegamos a saber esto habríamos reservado con asientos; nos fiamos poco de las aerolíneas y solo pensar en que por esta bobada nos podrían meter al perro en bodega, miedos…
  • Si es posible asigna el perro a la persona que aparece en su microchip. No pasa nada si no es así, no miran con qué pasajero va, pero si hay algún problema es más fácil de explicar.
  • Cuidado si tu perro ladra mucho o se hace pipica en el transportín de miedo. Si el perro molesta al resto de pasajeros, puede que la aerolínea te diga que al volver lo metas en bodega. Si crees que tu perro puede reaccionar así, plantéate que no vaya de viaje o habla con tu veterinario para que le dé unas chuches calmantes o algo para que no lo pase mal.
  • No dejes para última hora las citas con el veterinario, los papeleos pueden llevar tiempo. Mejor llama y cuadra con tu clínica los tiempos.
  • Una de las partes más estresantes de viajar en avión con perro es pasar el control de equipajes. Un buen consejo es que tengas todo a mano y lo más organizado posible: bolsa de líquidos, dispositivos electrónicos y nada de llevar cinturones o cosas que piten. Hay que sacar al perro del transportín y pasar todas tus cosas y sus cosas por la cinta. El perro pasa contigo por el arco. Si no lo tienes organizado será eterno y te dejarás algo sin sacar y tendrás que volver atrás… ¿Adivina a quién le pasó?
    En Viena, además de todo esto, al pasar el control Héctor tuvo que acompañar a un guardia a una sala específica por donde pasaron a la Carminha por otro escáner a ella sola, cada país tiene sus normas, no des nada por hecho.
  • Prepárate para miradas, sonrisas y preguntas. Los perros viajeros llaman mucho la atención y hay mucha gente que te habla. 😀

El perro en el aeropuerto

En barajas el perro puede ir caminando sin problema por todos los espacios del aeropuerto. Nosotros no entramos en establecimientos de comida, que supongo que algunos tendría política aparte, pero en los pasillos, duty free, etc, sin problema. También puede ir caminando por la pasarela hasta el avión, aunque nosotros ya la llevamos en el transportín.

La Carminha cuando había mucha gente prefería ir en el transportín, al pasarse sus 3 primeros años antes de adoptarla en una finca de un pueblecito gallego, todavía le dan un poco de susto las aglomeraciones y el bullicio; ella en su «caseta» estaba mucho más tranquila y feliz.

Espero que este post te haya servido para aclarar dudas y para viajar con más tranquilidad con tu perro en avión, ojalá en un futuro muchas más aerolíneas los acepten y lo pongan más fácil. Si quieres más ideas y consejos de viaje, visita nuestra ruta por Bruselas, Brujas y Gante <3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.