Yo, un día de Octubre cualquiera

Hoy es domingo, uno de esos tontos en los que no te quitas el pijama. No hace mal día y seguro que si hiciera unas llamadas conseguiría a alguien para dar una vuelta, pero no quiero, es un domingo tonto y hay que tratarlo como tal.

La última vez que me dirigí a vosotros directamente fue en agosto… que lejos quedan ahora esas tardes eternas dedicadas a Java y de qué poco me sirvieron..

niña maletas aburrimiento que hago con mi vida

Desde ese día no hay nada reseñable, pero me gusta escribir aunque sean banalidades. No me he comprado un coche ni he descubierto nada.. y tampoco he encontrado nada parecido a un padre para vosotros.

Sigo con mi vida normal: salgo de fiesta jueves y sábados, trabajo en el proyecto de máster, he mejorado mucho mis presentaciones en público y leo bastante.

Sólo escribía para deciros que Mamá está un poco perdida y nota que su vida en muchas ocasiones se le escapa de las manos. No tengo ni idea de donde estaré en 3 meses y es algo que me asusta y me alegra, de ahí mi descolocación.

Quiero que sepáis esto para que, cuando veáis a esa mujer guapa y de éxito sentada en el salón de casa, en pijama y calcetines, leyendo un libro al azar y refunfuñando porque hacéis mucho ruido, penséis que alguna vez estuvo en un domingo tonto pensando y dudando de como llegar hasta lo que veis.

No hay comentarios

Envía una respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

En esta web usamos Cookies, de las de comer no, de las otras. Si sigues navegando o cierras este banner, se considera que estás aceptando la política de Cookies.
Aceptar
x